Descubre ¿Porque escuchamos el sonido del agua en las conchas de mar?



Lo que escuchas en las conchas marinas no es el sonido del mar ni tampoco el eco que produce la sangre que circula por el oído. Es el mismo sonido exterior que al entrar cambia sus frecuencias por la forma de las conchas.


86540469.jpgJUPITERIMAGES/CREATAS/THINKSTOCK
Cada vez que tomamos una caracola en la playa y lo colocamos cerca de nuestro oído para escuchar los sonidos que el mismo alberga parece que escuchásemos el mar dentro del mismo. Esto en algún sentido es cierto, sin embargo la explicación científica diría que no escuchamos el mar sino que, simplemente escuchamos el eco del mismo.

Las olas, el viento y las caracolas

Las caracolas son incapaces de grabar sonidos, así que descartemos la idea de que graban el sonido del mar y luego lo ofrecen para escuchar a quien los encuentra. Esto no es más que una idea mitológica, una mentira popular y un mito ancestral.

Al igual que cuando soplamos sobre el borde de una botella y escuchamos como el aire nos entrega una nota musical, el caracol de mar funciona igual, solamente que se trata de una caja de resonancia mucho más poderosa y con diferentes características.
95614699.jpg

Las caracolas son cajas de resonancia

Cuando decimos que las caracolas son cajas de resonancia queremos decir que son incapaces de producir sonidos, sin embargo sí pueden reproducirlos a base una fuente que si lo haga, por ejemplo el ambiente.

Si tomamos un caracol de mar en la playa y escuchamos en su interior escucharemos el sonido del agua, pero esto ocurrirá solamente porque nosotros nos encontramos cerca del agua. Si nos retiramos con nuestro caracol a una sala de grabación de sonido donde no existe ningún ruido no escucharemos absolutamente nada.
78321972.jpg
Las caracolas son una caja de resonancia natural, creada por la naturaleza. Están compuestos por una capa muy dura y un esmaltado interno que hace que estos sean refractores de sonidos muy buenos.

200248097-001.jpg
La forma irregular de las caracolas hacen que puedan sonar en diferentes frecuencias y por esta razón el sonido que escuchamos es muy diferente al que en realidad está entrando en él.

Escucha tu corazón

Otro mito muy difundido es que cuando uno coloca el oído cerca de la caracola lo que escucha es el paso de la sangre a través de sus venas de forma maximizada. Esto es falso y es muy fácil de comprobar. Si tienes una caracola en tu mano, escucha el supuesto sonido de la sangre y luego comienza a correr.

DES_061.jpg

Cuando corres los latidos de tu corazón aumentan y tu ritmo cardíaco se acelera. Esto obviamente hace que más sangre atraviese tus venas y por esta razón el sonido que efectúan debería cambiar. Si luego de correr vuelves a poner tu oído cerca del caracol de mar el sonido debería haber cambiado, sin embargo no lo hace, esto quiere decir que la hipótesis es falsa.

Por qué se oye el mar y no otra cosa

El hombre está rodeado de naturaleza, naturaleza que aún no logra comprender del todo. Sin embargo siempre intenta comprender todo y para lograrlo hace asociaciones de cosas que conoce sobre cosas que no conoce. Un ejemplo muy claro de esto es ver animales en las nubes, caras en los autos, etc. Este fenómeno se llama pareidolia.
117321785.jpg

De esta misma forma bajo una asociación básica de mar-caracola-sonido-agua el hombre ha creado este mito sobre que lo que se alberga dentro de la caracola es el sonido del agua.

1 comments: