El 18 de febrero de 1979 nevó en el desierto del Sahara


El 18 de febrero de 1979 nevó en el desierto del Sahara.

Un clima es desértico cuando tiene poca lluvia, por ejemplo, los polos. Los polos son fríos y secos. El desierto cálido lo encontramos en el Sahara, Arabia o Irán, entre otras partes del mundo, concentrados entre los paralelos 15 y 25, tanto en el hemisferio norte, como en el sur. Lo que aquí no suele ocurrir, es que nieve, ya que las condiciones para una nevada son muy poco probables.

Las precipitaciones son escasas y en algunos lugares, como el desierto de Atacama, en Chile, pueden pasar 10 años sin caer ni una sola gota. Cuando llueve aparece lo que se denomina el desierto florido. Las dunas dan paso por unos días a un paisaje verde y repleto de flores.


En el desierto también hace frío

La principal característica de estos climas es la escasez de lluvia, pero también destaca el comportamiento de las temperaturas. Los días son extremadamente cálidos, con temperaturas que pueden superar los 50 grados, pero las noches son frías, con mínimas que pueden situarse alrededor de los 0 grados. En determinadas situaciones, coincide la llegada de mucho aire frío con humedad, dando lugar a precipitaciones, que de forma excepcional pueden ser en forma de nieve. 

El 18 de febrero de 1979, llegó a nevar en mismísimo desierto del Sahara. Una irrupción de aire muy frío dio lugar a temperaturas muy bajas en nuestro continente el día 17 de febrero. Horas más tarde, esta bolsa de aire frío se situó en la vertical de la frontera de Libia, con Argelia y Túnez. El resultado fue una nevada que sorprendió por caer sobre la arena de un desierto.


1 comments: