El ojo humano nunca crece, en cambio la nariz y las orejas nunca paran de crecer


El ojo humano nunca crece, en cambio la nariz y las orejas nunca paran de crecer.

A menudo se ha comentado de las consecuencias que el paso del tiempo tiene sobre la piel. En el rostro, en las manos, en las piernas o en el pecho, por poner algunos ejemplos, hay signos más que evidentes de que el calendario va pasando a una velocidad sorprendente para ciertas cosas. 


De lo que no habíamos hablado hasta ahora es de otro signo de envejecimiento que, por una vez, suele manifestarse más en los hombres que en las mujeres. Se trata del crecimiento de la nariz y de las orejas. Sí, sí, no os riais. Las orejas y la nariz crecen durante toda la vida. Es más, gracias a una fórmula casi matemática se puede calcular cómo serán nuestras orejas dentro de unos años. Dado que éstas crecen una media de 0,22 milímetros al año no hay más que multiplicar esta cifra por los años.

De ese modo es posible, con buena voluntad y un cierto conocimiento aritmético, saber el tamaño de orejas, que cada uno tendrá transcurridos los años. Como asegura el doctor Ángel Juárez, Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital de la Zarzuela, “es cierto que las orejas y la nariz crecen con la edad. Y este crecimiento es todavía más llamativo en los hombres que en las mujeres, sobre todo en lo que se refiere a la nariz. En las orejas, tal vez la costumbre de llevar pendientes hace que sea en las mujeres en quienes más se “descuelga” el lóbulo”. 

Según el doctor Juárez en ambos casos el por qué de este crecimiento tiene que ver con un exceso de las partes blandas (piel y tejido celular subcutáneo) y con el deterioro de las fibras de colágeno que se produce con el paso de los años. Para entendernos, ese deterioro del colágeno provoca flacidez en la piel y en estas zonas esa piel al estar flácida recubre los cartílagos pero sin estar perfectamente adherida a ellos. De ahí que sea más evidente que “cuelga” que en otras zonas. 

Además, en el caso de las orejas, los lóbulos, como tienen una estructura blanda y carnosa y no tienen ninguna sujeción son más proclives a descolgarse. En las mujeres al tener más pelo o más largo, se disimula mejor el problema de las orejas grandes o descolgadas que en los hombres, aunque ellos tienen la ventaja de la barba y el bigote para tapar posibles arrugas, códigos de barras, etc... En fin, pero en lo que se refiere a la nariz no, aquí no hay barbas, flequillos o complementos que valgan. 


La nariz como en Pinocho delata a su propietario y cuenta con gran nitidez que se han sobrepasado los 50. En los casos en los que el tamaño excesivo de estos apéndices supone un problema es evidente que la clave para solucionarlo está en la cirugía. Claro que alguien puede decir, sí a mis años me voy a meter yo en un quirófano para retocarme las orejas. Pues muy bien pero es que en estos casos no estamos hablando derinoplastias u otoplastias convencionales. 

Lo que el doctor Juárez propone son miniintervenciones quirúrgicas ya que él mismo advierte que “en las reducciones nasales en edades avanzadas hay que ser prudente, ya que la epidermis pierde capacidad elástica”. Por eso explica que en el caso de la nariz es posible mejorarla elevando la punta, un retoque que cuesta unos 1.200 €, e incluso para mejorar la calidad y textura de la piel nasal son eficaces lasdermoabrasiones y el saving nasal, una especie de “afeitado” con bisturí que afina la capa epitelial produciendo una renovación cutánea a posteriori (950 €). 

En el caso de las orejas, donde lo más evidente son los lóbulos grandes, lo más habitual es una reducción de los mismos utilizando anestesia local. Se trata de una intervención ambulatoria en la que se cortan y suturan en su borde. Los puntos se retiran a los dos días aproximadamente y la revisión suele hacerse a los dos meses. El coste de esta intervención se sitúa en unos 800 €.

Cuando el problema es que se tienen unas orejas excesivamente grandes, para solucionarlo existen las técnicas quirúrgicas tradicionales que extirpan o cortan piel y cartílagos (alrededor de 2.700 €).


2 comments: