Tener pocos amigos es como fumar 15 cigarrillos al día


Tener pocos amigos es tan dañino como fumar 15 cigarrillos al día o ser alcohólico. 

Tener una buena red de amigos y vecinos mejora las posibilidades de supervivencia en un 50%, afirman científicos en Estados Unidos.

Los investigadores de la Universidad Brigham Young, en Utah, llegaron a esa conclusión tras analizar datos de unos de 150 estudios sobre el riesgo de mortalidad y las redes sociales (reales, no virtuales).

Los estudios involucraron a más de 300.000 personas de todo el mundo a quienes se siguió durante un período de siete años y medio. Los resultados mostraron que la calidad y cantidad de los contactos sociales no sólo está vinculada a la salud mental, sino también a la mortalidad.

Según la investigación publicada en PLoS Medicine (revista de la Biblioteca Pública de Ciencia, Medicina) tener pocos amigos es tan dañino para la supervivencia como fumar 15 cigarrillos al día o ser alcohólico. Esto se debe, dicen los investigadores, a que preocuparse por los demás nos hace cuidar mejor de nosotros mismos. Pero advierten que en el mundo moderno actual los contactos sociales se están deteriorando por el esfuerzo que conlleva tener una vida profesional y familiar, y encontrar un equilibrio entre ambas.

“Peor que la obesidad”

La pérdida de este apoyo social reduce las posibilidades de supervivencia aún más que otros factores como la obesidad o la falta de ejercicio, expresan los autores. Agregan que hay muchas formas en los que los amigos, los colegas y la familia pueden mejorar la salud y el bienestar. “Cuando alguien está conectado a un grupo y siente responsabilidad por la demás gente, ese sentido de propósito y significado se traduce a tener un mejor cuidado de sí mismo y a tomar menos riesgos”, señala la doctora Julianne Holt-Lundstad, quien dirigió el estudio.

En la investigación, los individuos con las redes sociales más amplias mostraron los mejores niveles de salud y perspectivas de vida. Éstos tenían 1,5 veces más posibilidades de estar vivos a una determinada edad que los individuos solitarios.

El estudio incluyó a personas de todas las edades y todos los orígenes, y los resultados fueron los mismos en todos grupos independientemente del estado inicial de salud. “El efecto no sólo ocurre en los adultos mayores. Las relaciones ofrecen un nivel de protección en todas las edades”, afirma Timothy Smith, otro de los autores del estudio.

Advierte que las comodidades modernas y la tecnología pueden conducir a que algunas personas piensen que los contactos sociales cara a cara no son necesarios.

“Responsabilidad”

“La responsabilidad es algo que damos por sentado, como los peces que no notan el agua. La constante interacción no sólo es beneficiosa psicológicamente sino también para nuestra salud física”, afirma el investigador. Otros expertos están de acuerdo en que las amistades son esenciales para la supervivencia humana. “Estamos diseñados para vivir y trabajar en grupos”, dice Christine Northam, asesora de la organización Relate. “Esto comienza en la infancia con nuestra familia, después la escuela amplía nuestro círculo social”. “Las relaciones nos sostienen y ayudan a nuestra salud mental y bienestar. El aislamiento, por otra parte, está vinculado a enfermedades mentales, ansiedad y mala salud”.

Por su parte, la profesora Sally Macintyre, directora de la Unidad de Salud Pública y Social del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido afirma que “las autoridades y trabajadores de salud deben tomar en cuenta estos importantes resultados”. “Y necesitamos basarnos en ellos para descubrir cómo podemos utilizar las relaciones sociales para reducir el riesgo de mortalidad”.

Fuente: RCTV.net

2 comments: