Efectos de la tinta de los tatuajes.


La tinta de los tatuajes no se queda por siempre en el lugar donde se hizo el tatuaje, algunas de sus nano-particulas viajan por el torrente sanguíneo y terminan en otros órganos del cuerpo.

Los tatuajes han existido por años, pero a partir de la década de los noventa ha habido una gran explosión en Occidente; tanto así que el 10% de la población mundial está tatuada. En su mayoría, impulsados por la necesidad de identidad o estética, uno de cada cuatro adultos jóvenes tienen uno. Sin embargo, los tatuajes pequeños han dejado de imponerse y han dado paso a piezas más elaboradas que cubren extensas partes del cuerpo. La adicción a estas "piezas de arte" se encuentra en una lista de los causantes del incremento de riesgos como el melanoma.


¿Arte peligroso?


El tatuaje consiste en inyectar profundamente productos químicos potencialmente tóxicos en la piel y entre más grande y elaborado es el tatuaje, mayor cantidad de tóxicos invaden el cuerpo.

Las agujas perforan la capa superior de la piel, la epidermis, y llegan hasta la siguiente capa, la dermis, donde se deposita la tinta. Un estudio hecho en 2012 por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Dinamarca encontró que algunas tintas contienen compuestos cancerígenos. También, se ha estudiado cómo reacciona la piel a los pigmentos y a sus químicos.

Los especialistas Colin Grant y Pete Twigg, se han adentrado en las nano-partículas de los pigmentos en la piel. Ellos aseguran que la tinta no se queda por siempre en el lugar donde se hizo el tatuaje, algunas de sus nano-partículas viajan por el torrente sanguíneo y terminan en otros órganos del cuerpo, así lo publica The Conversation.

Una investigación realizada por Desmond Tobin, profesor de Biología Celular y director del Centro de Ciencias de la Piel de la Universidad Bradford, muestra que la exposición de los fibroblastos (células que producen colágeno en la piel) a la tinta de un tatuaje reduce significativamente su viabilidad. El colágeno es el principal tejido conectivo del cuerpo, y las nano-partículas de tinta pueden incrustarse en la red de colágeno de la dermis, apareciendo posteriormente alrededor de los vasos sanguíneos.

Sin embargo, la única regulación existente para los tatuadores es mantener limpio el lugar y las herramientas de trabajo con el fin de evitar infecciones.



El veneno está en la dosis


El año pasado se realizó el primero Congreso de Investigación de Tatuaje y Pigmento Europeo, cuyo propósito es dar voz a estudio clínico de los tatuajes y proveer información acerca de los tatuajes y sus pigmentos industriales asociados con ellos. Esta organización involucra a las comunidades médicas, los encargados de la seguridad pública, los fabricantes, distribuidores y vendedores de tintas y herramientas.



Esta sociedad busca realizar investigaciones sobre los efectos de los tatuajes y las posibles complicaciones médicas como infecciones, propiedades carcinogénicas, mutaciones y alergias. Asimismo, los miembros están preocupados de que los productos químicos contenidos en la tinta puedan ser inestable debido a los intentos para eliminarlos, como el láser.







Fuente : Quo


0 comments: