100,000 condones se repartieron a 7,000 atletas en las Olimpiadas de Vancouver. No fue suficiente.


Para las Olimpiadas de Invierno de Vancouver 2010, se repartieron 100,000 condones a cerca de 7,000 atletas y oficiales. Eso es cerca de 14 condones por persona.


Cada Olimpiadas, los atletas se hospedan en una pequeña área cercana a la que se le llama Villa Olímpica. También le podrían llamar Erecciópolis, o Sexylvania, porque estas villas han sido célebres por ser festivales de depravación sexual.

…sólo algunas sugerencias para los nombres de las villas…

Imagina vivir en una ciudad poblada por mini dioses jóvenes, atléticos y tonificados, en la cúspide de su vigor físico. Imagina que todos ellos han dedicado años de su vida a disciplinar su atractivo y delgado cuerpo por tener una oportunidad de vivir en esa pequeña ciudad por unas cuantas semanas. Y ahí están, 10,000 de ellos, sin sus padres o parejas ni los regímenes que han gobernado sus vidas hasta ese punto, en un lugar exótico, con mucho tiempo libre. Pongámoslo de este modo: En los juegos de Seúl 1988, hubo un problema tan grande con la cantidad de condones que aparecían en el techo de las habitaciones de los hombres británicos que la Asociación Olímpica tuvo que prohibir el sexo en exteriores.

¿Pueden imaginar una crisis tan severa de polución por condones que fuera necesaria una prohibición oficial de sacar en público tu olímpicamente calificado miembro? ¿Pueden considerar la degradante conversación que ocurrió entre oficiales Olímpicos y veteranos entrenadores para que esta prohibición se cumpliera? Y no fue un caso aislado, hasta donde sabemos, cada Villa Olímpica desde siempre, ha estado cubierta hasta las rodillas en jugos genitales.


Para 1992, los organizadores Olímpicos estaban tan preocupados sobre la depravación frenética que comenzaron a darle a los atletas condones gratis sólo para mantener al SIDA aislado. Para las Olimpiadas de Invierno de Vancouver 2010, se repartieron 100,000 condones a cerca de 7,000 atletas y oficiales. Eso es cerca de 14 condones por persona. Y LOS 100,000 CONDONES NO FUERON SUFICIENTES. Hacia la mitad de los juegos, un cargamento de emergencia de condones fue entregado, para llenar el vacío. Y eso es sólo una parte de todo el sexo sin protección que los atletas estaban teniendo. Así que lo que intentamos decir es que ni siquiera Las Vegas o Ciudad Fornicación, EEUU, pueden competir con el fornicatón que ocurre en las calles de una Villa Olímpica.

Source: Biterama

1 comments: