Agunos billonarios aseguran que La Biblia es el secreto de su fortuna.


Algunos billonarios aseguran que La Biblia es el secreto de su fortuna.

Algunos multimillonarios son bien conocidos, pero algunos de ellos pasan desapercibidos debido a que los medios no los tienen con una vida marcada por escándalos sexuales. La semana pasada, el respetado periódico The New York Times, dedicó un largo artículo a billonarios ejecutivos cristianos.

La Biblia ha influido en la ética del mundo occidental, pero ahora está siendo incluida en el mundo de los negocios. Después de todo, nuestra sociedad todavía basa sus fundamentos morales en el cristianismo donde el bien y el mal están claramente definidos en las Escrituras.

Steven K. Scott, es uno de los fundadores de American Telecast Corporation. Él atribuye todo su éxito en los negocios personales con las enseñanzas de la Biblia e incluso ha escrito varios libros sobre el tema, entre ellos: “Jesús, el hombre más sabio que ha existido” y “Los secretos de los hombres más ricos del mundo”.

S. Truitt Cathy, fundador de la cadena de comida rápida Chic-Fill-A, siempre da crédito a Dios por su increíble éxito en un segmento de negocio en el que la competencia es muy feroz. Recientemente, ha declarado públicamente estar en contra del matrimonio gay por lo que los grupos LGBT, le provocaron un boicot general en contra. Pero a la semana siguiente, los cristianos organizaron una campaña que lo ayudó a vencer el récord de ventas en un solo día en su empresa.

A In-N-Out Burger, también opera en el sector de la comida rápida. Cada envoltorio de comida lleva un versículo bíblico. La idea de Rich Snyder, hijo del fundador, que murió en 1993 es su deseo de “expresar su fe sin imponerla a los clientes”.

Mary Kay Ash, fundadora de la marca de cosméticos Mary Kay, pone como sello personal: “La fe ayudó Mary Kay a superar los obstáculos y llegar a la cima del éxito. Ella sabía que las Escrituras proporcionan una base sólida para el verdadero éxito en la vida”.

Steve Green, es el fundador de Hobby Lobby, una de las cadenas de tiendas de materiales de construcción más grande del mundo. Para él, la fe y los valores afectan la forma en que desarrolla su actividad. Afirma que no mentirles a los proveedores y empleados, es siempre con el objetivo de ofrecer un precio justo.

Desde el principio, determinó que los salarios iniciales de sus empleados deben ser 60% más alto que el salario mínimo en EE.UU… La red se cierra los domingos y la música góspel suena en sus tiendas durante horas de oficina.

Jin y Don Chang, los dueños de las tiendas de moda joven Forever 21, imprimen “Juan 3:16″ en la parte inferior de todas las bolsas de compra. Si alguien les pregunta lo que significa, los empleados están capacitados para explicar.

La empresa de Transportes Covenant [Alianza], fundada en 1985 por David A. Parker muestra en sus camiones lo comprometido que está con su dueño. Empezando por el nombre, que se refiere a los numerosos pactos hechos por Dios con los hombres. Además, su logo muestra un pergamino que se asemeja a la materia que se escribieron los primeros textos bíblicos.

La empresa de alimentos Tyson Foods, fue fundada por el evangélico John W. Tyson, según su sitio web, tiene como objetivo “honrar a Dios” en todo lo que produce. Comienza la jornada de trabajo con un momento de oración con el personal en la sede de una empresa multinacional.
La base del éxito

Philip J. Clements, fundador del Centro Cristiano de Ética Empresarial, explica que para muchos de estos empresarios, el comienzo fue difícil, pero se mantuvo fiel. Durante algún tiempo estuvo dedicado a los domingos a participar en las actividades de sus iglesias. Para ellos, la Biblia es una especie de “manual de negocios”. Pero no es una fórmula mágica, le tomó un montón de tiempo y trabajo duro.

La mayoría de estas empresas cuyos propietarios se identifican como cristianos son política y socialmente conservadores, lo que les genera una gran cantidad de críticas en el mercado actual. Ellos tratan de mantenerse lejos de los cárteles, que son comunes en el negocio. También se toman muy en serio la enseñanza bíblica de pagar sus impuestos.

Posiblemente, la fórmula de su éxito se resume en unos pocos principios bíblicos como:

El éxito requiere esfuerzo, así que no seas perezoso. (Proverbios 21:25-26)
El dinero ganado deshonestamente no dura. (Proverbios 11:01, 13:11)
Su persistencia y la calidad de sus productos hacen la diferencia (Proverbios 10:04)
Ser generosos no hace que te quedes pobre (Proverbios 11:25)
No trates de hacerte rico rápidamente (Proverbios 21:05)

2 comments: