Los tiburones son inmune a todos los virus y a la mayoría de enfermedades, incluyendo el cáncer...


Los tiburones son inmune a muchas enfermedades, incluyendo todos los tipos de virus y el cáncer, esto es gracias a una sustancia que se encuentra en su organismo llamada squalamine.

Los tiburones no solo son duros en apariencia. Un nuevo estudio revela que los cuerpos de los tiburones poseen una sustancia que puede detener a los virus.


El compuesto, parecido al colesterol, se ha encontrado en el corazón de los tiburones y ha demostrado que puede combatir contra varios virus que causan enfermedades difíciles de tratar en los humanos como por ejemplo la hepatitis.

Llamado squalamine, el compuesto ya se ha utilizado en ensayos clínicos humanos para tratar cáncer y trastornos oculares. El ensayo ya se ha realizado en varios cientos de personas sin sufrir de momento efectos secundarios.

El nuevo estudio reveló que el squalamine también puede interrumpir el ciclo de vida del virus y evitar que se replican en cultivos de tejidos y animales vivos.

Aunque hay un montón de medicamentos para tratar infecciones bacterianas, existen pocos medicamentos eficaces contra los virus. Medicamentos como los antivirales actuales son muy específicos, cada uno dirigido a una cepa de virus. Pero las cepas fácilmente pueden mutar y hacerse resistentes a los medicamentos.

"Es un enfoque completamente nuevo para el tratamiento de la enfermedad viral," dijo el líder del estudio Michael Zasloff director de inmunología quirúrgica del Instituto de Trasplante del Hospital de la Universidad de Georgetown.

"Es muy posible que podamos curar varias enfermedades que hoy día tratamos como infecciones crónicas".

Gracias a los antivirales del tiburón

Zasloff descubrió el squalamine en 1993 mientras buscaba agentes antibacterianos en los tiburones, que son inmunes a algunas enfermedades, incluidos todos los virus.

Encontró que el squalamine inhibe el crecimiento de vasos sanguíneos, lo que sugiere que la molécula potencialmente podría detener las células cancerosas cuando estas se están multiplicando.

Los estudios en humanos llegaron a un momento glorioso cuando se dio cuenta de que el squalamine también se puede utilizar contra los virus.

"Recuerdo que pude ver como reaccionaba contra los virus como si se tratara de una imagen en movimiento” recordó.

“El squalamine es una molécula cargada positivamente que al entrar en una célula se pega como si fuese velcro en la membrana interna de esta que contiene cargas negativas” informa Zasloff.

“Al adherirse, el squalamine carga positivamente cualquier proteína que se encuentre dentro de la membrana celular, una acción que no daña a la célula” señala Zasloff.

Cuando un virus invade una célula, el virus espera a que las proteínas negativas estén presente en la membrana celular. Sin ellas el virus no se puede reproducir. 

"No hay ningún otro compuesto conocido por la ciencia que consiga esto: se trata de una propiedad notable," dice Zasloff.

Se cree que el squalamine es la razón del éxito evolutivo de los tiburones y el motivo por el cual estas criaturas han podido sobrevivir durante millones de años. 

El squalamine eficaz contra los virus

En este estudio, el squalamine frustró la infección del virus de la fiebre del dengue en células humanas de los vasos sanguíneos y de hepatitis b y d en células de hígado humanas. El tejido de tiburón ya no es necesario para producir squalamine, que se sintetizó en laboratorios en 1995.

Zasloff y sus colegas también descubrieron que el squalamine inhibe la fiebre amarilla, el virus de la encefalitis equina oriental y murine citomegalovirus en animales de laboratorio.


“Los compuestos actuales del squalamine solo pueden acceder a las células que tengan “portales químicos” que permitan la entrada como en hígado, vasos sanguíneos y capilares. Pero un medicamento basado en el squalamine potencialmente podría adaptarse para luchar contra una amplia variedad de virus en otros tipos de células” dice Zasloff.

“Los resultados suena prometedores como los medicamentos antivirales”, dijo Todd Rider, un científico del Instituto de Tecnología del Laboratorio Lincoln de Massachusetts y de la División de medicina comparativa.

"Hasta ahora los investigadores han demostrado que el squalamine es activo contra seis virus, aunque también encontraron que tiene cierta toxicidad y otros efectos secundarios en ciertos tipos de células en dosis comparables a los que se necesitaba para obtener una eficacia antiviral," dijo Rider por correo electrónico.

"Será interesante ver contra qué virus será eficaz el squalamine y contra cuales no, y si se puede lograr la eficacia antiviral sin toxicidad en cualquier tipo de tejido".

El estudio liderado por Zasloff dice sin embargo que todas las sustancias tienen cierta toxicidad, y que los ensayos clínicos revelarán si esta droga es segura para los humanos. 

Zasloff añade “Los tiburones han estado ocultando el squalamine en sus cuerpos durante 700 millones de años. Ahora nosotros también podremos disfrutar de este regalo”.


1 comments: