A los burros no les gusta estar solos, son felices en grupo incluso si se trata de un rebaño de cabras




A los burros no les gusta estar solos, son felices en grupo incluso si se trata de un rebaño de cabras.

Los burros pueden crear vínculos afectivos muy fuertes con sus compañeros, lo cual tiene implicaciones en su manejo. Pueden crear amistades de por vida y no les gusta la soledad. Se recomienda que estén con un compañero, preferiblemente otro burro. Pueden llegar a crear un gran vínculo y sentirse angustiados si se les separa. Algunos burros están tan fuertemente unidos que la separación por una simple puerta del establo les puede causar tensión. No es recomendable tener a un burro solo como compañero de un caballo o un poni, ya que puede sufrir angustia cuando este último salga a dar un paseo. 

Los burros que tienen un vínculo afectivo necesitan estar siempre juntos a menos que un veterinario indique lo contrario. Si uno de los dos está enfermo y tiene que ir a ver al veterinario, su amigo debe acompañarlo para no estresarlo y evitar una posible hiperlipemia. 

Normalmente, los burros sólo rebuznan cuando desean obtener la respuesta de otros burros. Cuando viven solos, pueden llegar a crear vínculos afectivos con otros animales vecinos como por ejemplo ovejas, ponis, vacas, cabras, gansos, gallinas y perros. Un par de burros vivirán bastante felices juntos o con un grupo con otros equinos.


1 comments: