El estómago se hincharía como un globo si no pudiéramos eructar.


El estómago se hincharía como un globo si no pudiéramos eructar.

Los eructos ayudan a expulsar parte del aire que tendemos a tragar mientras nos alimentamos. El aire se almacena en un tubo digestivo llamado “conducto alimentario”. Cuando este se llena, es hora de expulsar el aire acumulado y se produce un sonido muy característico, en algunas ocasiones la intensidad de sonido asciende a los 180 decibeles, el equivalente a un camión en movimiento.

Si bien, sabemos que se escucha muy mal que alguien haga este tipo de sonidos, pero en esta vida tenemos que ser tolerantes y sobre todo comprensivos con nuestros allegados que tienden a realizar esta acción de la “repetida”. Tengamos en cuenta que es una necesidad del cuerpo.

La sociedad opina que eructar y sacarte un moco en público es de las peores cosas que puedes hacer para mostrar la poca educación que tienes. Según dicen, es una ofensa para los oyentes. Un adulto puede eructar como si trajera un altavoz y de paso salírsele el desayuno sin querer, peligro que hasta se les salga un pulmón. Y demás detalles que dudo quieran saber.

A los bebés por ejemplo, les palmean la espalda para que eructen, a los adultos no ¿Por qué? Los adultos, claro está que podemos eructar sin ningún tipo de ayuda; en público, es cuestión de ir entrando un poco en confianza para lograr un buen eructo, existen personas adultas que SÍ requieren de palmaditas en la espalda para lograr sacar ese aire acumulado. 

En general la mayoría de médicos lo tratan como una indigestión ya que suelen ir asociados a empachos o malas digestiones. En general los factores que más suelen influir son:
  • Comer mucho, rápido y sin apenas masticar ni ensalivar. La digestión se vuelve muy pesada, lenta y se puede producir gases y eructos.
  • Comer demasiado tarde o alimentos muy grasos también puede agravar o producir eructos.
  • Beber un exceso de líquido o bebidas con gas también colabora a empeorar la tendencia a los eructos.
  • Enfermedades como la Gastritis, la Hernia de hiato y la Úlcera duodenal suelen causar gases y eructos.
  • La ansiedad y en general el estrés es también uno de los principales factores que influyen sobre nuestros procesos digestivos y que causan de un modo indirecto tanto gases como eructos.
  • Problemas intestinales producidos por el estreñimiento (ocasiona a algunas personas eructos ya que les produce una sensación de colapso digestivo), alergias o intolerancias alimentarias (especialmente cuando son a la leche o a los lácteos en general), intoxicaciones, etc. también pueden ser causantes de este tipo de molestias.
  • Algunos pacientes relacionan el uso de antiácidos, como el bicarbonato, con los eructos.
Muchos autores dicen que el problema es que tragamos demasiado aire cuando comemos demasiado rápido, cuando hablamos mientras comemos, cuando comemos chicle, con estados de ansiedad o simplemente fumando.

Datos interesantes

Personas expertas en espiritualidad, dicen que eructar es un alivio, es una expresión franca de nuestro organismo.

Según el libro de Guinness, una persona logró cantar el himno nacional EU a base de eructos de gran resonancia.

En Arabia debes eructar muy fuerte para demostrar que el platillo que te has comido fue de tu agrado, si no lo haces, es una falta de cortesía.

En México las mujeres eructan más fuerte que los hombres.

Después del eructo debes de ofrecer una disculpa (esto todos los saben pero a muchos se les olvida)

Como dicen por ahí: “Se escucha mal, pero descansa el animal”.

Fuente: SDP Noticias

1 comments: