Jian Feng un residente del norte de china demando a su esposa por tener una hija muy fea


Jian Feng un residente del norte de china demando a su esposa por tener una hija muy fea.

En el 2012, una mujer china debió pagar el equivalente a 120.000 dólares después de ser denunciada por su marido porque la hija de ambos no ha heredado ni en una pizca la ya de por sí cuestionable belleza de su madre. Éste fue el motivo que él esgrimió antes de denunciar a su esposa, a la que acusó también de ser fea y ganó por este motivo la causa de divorcio.

En uno de los casos más sorprendentes que se recuerdan, a principios del año, Jian Feng, un hombre que reside en el norte de China demandó a su mujer y alegó que la belleza y ella estaban reñidas. El juez ha fallado a su favor, concediéndole el derecho al divorcio y además tendrá que recibir de su expareja unos 120.000 dólares. El togado tuvo en cuenta los motivos y problemas aducidos por Jian Feng, cuando él y su mujer tuvieron a su primer bebé. 

El hombre describió a su hija como «muy fea» y le dijo a la corte que no se parecía a ninguno de los padres, por lo que emitió un dictamen particular acerca de que la niña «no era suya». Empezó a acusar a su esposa de adulterio y engaño, y se aferró a este dato hasta que a la postre admitió que su reticencia podría tener algo que ver con la apariencia del bebé.

La esposa de Jian Feng también era fea y luego se sometió a varias operaciones de cirugía estética que costaron unos 100.000 dólares y mejoró su aspecto en la forma que muestran las imágenes anteriores. Jian Feng consideró que se había casado con ella por amor, aunque cuando nació su primera hija «se asustó» de tan fea como era. Feng acusó a su mujer de infidelidad y ganó el pleito, aunque en las redes sociales el caso ha tenido un gran eco y no todas a favor del hombre.

Fuente: ABC.es

1 comments: