Sin el olfato nos daría lo mismo comernos una manzana que una pera o incluso una cebolla


Sin el olfato nos daría lo mismo comernos una manzana que una pera, incluso con una cebolla no notaríamos mucho la diferencia.

Lo que el ser humano entiende por sabor de un alimento no es una percepción que se capte solo con el sentido del gusto, sino que se trata, en realidad, de una combinación del gusto del alimento y de su aroma.

El sentido del olfato es independiente del gusto, pero el del gusto depende en gran medida del olfato. Esto es así porque, durante la ingestión y la masticación, el olor del alimento llega hasta las fosas nasales.

De esta forma, la percepción gustativa se hace inseparable de la captación de ciertos aromas asociados a los alimentos.

Esta es la razón por la que, en situaciones en las que el olfato no funciona correctamente (por ejemplo, durante un catarro nasal), no podemos captar bien el sabor de los alimentos. Obtenemos una sensación solo gustativa, que es muy distinta.

Fuente: Kalipedia

2 comments: