Nombres peculiares en poblados de Chile: Salsipuedes, Entrepiernas...


En Chile se pueden encontrar varios pueblos con nombres muy peculiares como: "Chigualoco", "Peor es nada", "Entrepiernas", "La Calor" y "Salsipuedes".

De que Chile es una "loca geografía" no cabe duda. Que existan pueblos como "Chigualoco" o "Entrepiernas" es apenas una muestra. Porque no sólo los colonizadores han tenido el honor de bautizar las ciudades y pueblos de nuestro país. Muchos de los nombres han surgido espontáneamente de algún "accidente" geográfico, una tragedia, un terremoto y hasta alguna anécdota.

Generalmente, los lugares que reciben los nombres más excéntricos se encuentran en zonas apartadas o de difícil acceso, donde prácticamente no alcanzó a llegar el mapa.

Para bautizarlos no existe un patrón común. Y así como muchos nombres tienen directa relación con algún hecho que marcó a la comunidad, como "Salsipuedes" o "Viudas"; en otros las denominaciones significan exactamente lo contrario. Tal es el caso de "Pueblo Seco", abundante en agua, "La Calor", donde los inviernos son muy fríos y hasta cae nieve, y "Hospital", que sólo tiene una posta.

Conozca acá las curiosas explicaciones y los llamativos gentilicios que llevan con orgullo sus habitantes.

Peor es nada: Ubicado en la comuna de Chimbarongo, Sexta Región, este poblado es emblema de la "ruta freak" de Chile. Según explica Jorge Fuentes, profesor de la escuela local y autor de un libro con la historia del pueblo, su nombre data del siglo XIX, cuando un rico hacendado repartió sus tierras entre sus hijos, heredando el terreno más pequeño a la única mujer. Al oír el testamento, y como no era lo que esperaba, ella pronunció la famosa frase... "Peor es nada", que fue reproducida por los lugareños hasta que el sector fue llamado así. Gentilicio: Peoresnadino.

Salsipuedes:
Localidad de Malloa, Sexta Región. Su desafiante nombre se debe a lo difícil que era salir del pueblo, debido a que estaba rodeado de agua y su pequeño puente en invierno se anegaba por la crecida del río Claro, dejando a sus habitantes aislados. Sus habitantes cuentan que muchas veces no podían enterrar a sus difuntos, ya que el cementerio estaba al otro lado del río, y debían velarlos varios días o sepultarlos en el mismo pueblo. Literalmente, nunca podían salir. Sin embargo, aunque su nombre haría desistir a muchos visitantes, hoy el aislamiento está prácticamente superado. Gentilicio: Salsipuedino.

Chigualoco: Quienes se preguntaban qué hay entre Tongoy y Los Vilos, he aquí la respuesta: Chigualoco, una caleta de pescadores con una hermosa playa situada al norte de Los Vilos, en la Cuarta Región. Su particular nombre hace que numerosos visitantes fotografíen su letrero, como un trofeo de guerra. Sin embargo, pese a lo inevitable que resulta vincularlo con la expresión "flaite", sólo se trata de una coincidencia, ya que Chigualoco proviene del mapudungun "Chiway lafko", que significa "Neblina de Agua de Mar".

Entrepiernas: Sector rural de la comuna de Quilleco, Región del Biobío, que tiene una curiosa ubicación. Se sitúa justo en un lugar en que el camino se bifurca en dos partes. "Como dos piernas abiertas", explican los habitantes de la comuna. En el municipio acotan que el sector antes se llamaba "Entre piedras" pero que la gente, con algo de picardía, le empezó a decir "Entre piernas" y así quedó finalmente. Gentilicio: Quillecano, porque pertenece a esa comuna.

Las Coimas: Localidad de la comuna de Putaendo, Quinta Región. Aunque hoy no es necesario que los visitantes lleven algún dinero extra, su nombre tiene algo que ver con esta práctica. El historiador y poeta popular Noel Fuentes cuenta que esta denominación se debe a que en la Colonia se instaló una aduana en el paso fronterizo Los Patos, por lo que en el sector hoy llamado Las Coimas había un control para evitar el contrabando. Sin embargo, los contrabandistas "coimeaban" a los agentes para pasar sus mercancías. En ese lugar, en febrero de 1817, se libró una de las batallas de la Independencia. Gentilicio: Son coiminos, no "coimeros". En el municipio aclaran que sus habitantes son buena gente.

La Calor: Localidad rural de la comuna de San Clemente, Séptima Región. Aunque los habitantes no tienen una explicación clara del origen de este nombre, indican que paradójicamente no hace tanto calor como se puede pensar. "De hecho, el invierno es súper frío porque está cerca de la cordillera y a veces cae nieve", explican en el retén de Carabineros. Gentilicio: Calorenses, no "acalorados".

La cresta de Doña Filipa: Sector rural de Contulmo, Región del Biobío. No se llama así porque quede lejos. Sino que, según Faustino Villagra, encargado de cultura del municipio, la denominación se debe a que hay un cerro muy escarpado por donde sólo pueden subir los caballos. Dice que lo más probable que en ese sector antiguamente haya vivido una señora llamada Filipa. Gentilicio: Licauqueninos, ya que Licauquén es la localidad más cercana.

Fuente: Emol

2 comments: