Drogas Naturales de Nick Ashton



Nick Ashton (Especialista en psicología, audio y música) ha creado un software que es capaz de, mediante sonidos, recrear drogas, gracias al uso de pulsos bionaturales. Usado también para crear sensaciones, sentimientos de relajamiento, alegría, emoción, tranquilidad, paz, enamoramiento, entre otros.

Aunque en su catálogo incluye Marihuana, Heroína, Crystal Meth, Quetamina, Peyote, Opio, Demerol y Metadona, entre otras muchas de las estimulantes, alucinógenas, anestésicas y psiquiátricas, Nick Ashton pide, enfáticamente, que no llamemos a sus productos ‘drogas’.

Él, un gringo de apenas 25 años, profesional en diseño de audio con opción en psicología y estudios del cerebro, es el creador de la tienda virtual más reconocida del mercado de las llamadas ‘dosis binaurales’: i-doser.com. Como lo asegura, lo suyo es el negocio de la estimulación cerebral. No la venta de “drogas digitales”.

Aunque Ashton se enfade cuando sugerimos que es el ‘Pablo Escobar de la era virtual’, no niega que es un dealer. Los productos que distribuye de manera legal desde hace cinco años llevan a sus consumidores a particulares estados de conciencia a través del sonido.

Se trata de ‘secuencias avanzadas’ u ‘ondas binaurales’ descargables que se ‘inyectan’ en el cerebro a través de audífonos. Dichas ondas se descubrieron en el siglo XIX y desde entonces su efectividad para este fin ha sido férreamente debatida por la comunidad científica. Sin embargo, Nick y otros que posteriormente replicaron su idea en varios idiomas y monedas, las venden en dosis con nombres y descripciones sugestivas. Por eso están en el ojo del huracán.

Hace apenas un par de meses, un colegio de Oklahoma en Estados Unidos alertó a los padres de la comunidad porque sus estudiantes estaban en riesgo: el consumo de alucinógenos y sedantes virtuales se había disparado. La prensa norteamericana se volcó sobre el caso, popularizando el término ‘drogas digitales’ y, como era de esperarse, disparando las descargas del software gratuito necesario para ‘escuchar’ las dosis y, claro, la venta de éstas. Ashton se defiende diciendo que “el objetivo de i-Doser es ofrecer felicidad, placer y sanación a sus compradores”. Por lo mismo, no solo ofrece dosis que buscan simular los efectos de las drogas ilegales tradicionales, sino otras que también ‘sirven’ para hacer dieta o elevar el espíritu, dejar de fumar, tener un orgasmo múltiple o, incluso, mejorar las habilidades en los videojuegos. Dependiendo del efecto deseado, los precios por dosis oscilan entre 3 y 70 dólares.

Aunque para muchos los tracks mágicos de Ashton no son otra cosa que placebos para ingenuos, para otros se trata de poderosos mecanismos para cumplir una vieja promesa: expandir la mente.

Escuchar para creer.

Responde Nick Ashton, creador de I-Doser.com

¿Cuál fue la primera dosis que creó?
El peyote, con ella hicimos la prueba del concepto ‘dose’.

Drogas alucinógenas, estimulantes, psiquiátricas, recreativas, experimentales… Para muchos, su negocio es más que peligroso. ¿Qué opina?
Las secuencias binaurales han existido por cientos de años. No hay nada perjudicial en ellas. Solo vendemos a usuarios mayores de 18 años, y nos esforzamos por ofrecer efectos positivos. Los que no puedan o no deban experimentar con la expansión de la mente, que simplemente no usen nuestros productos.

Seguramente dentro de sus compradores habrá muchos que nunca han probado drogas. ¿Los pone en riesgo de probar este tipo de drogas en la ‘vida real’?
Nuestros productos no son una entrada a las drogas más de lo que podría ser Pink Floyd. Recibimos cientos de correos electrónicos de los usuarios que están agradecidos por un producto seguro. Algunos incluso lo han utilizado para ayudarse a quitar hábitos peligrosos.

Dosis como Masoquista, Orgasmo Múltiple o Éxtasis conforman su paquete sexual. ¿Qué tan satisfechos están sus clientes?
Mucho. Orgasmo es muy popular en las mujeres y es nuestra dosis mejor vendida.

Hay muchos videos en YouTube de personas que luego de probar i-Doser concluyen que la experiencia no funciona. ¿Qué tiene para decir al respecto?
Nuestros clientes han estado muy contentos con los resultados. Tenemos miles de informes de experiencias positivas que se pueden leer en i-doser.com. La mayoría de los videos que hemos visto en YouTube muestran a gente que ha obtenido resultados muy poderosos.

¿Existe o no el riesgo de convertirse en adicto a las dosis que usted vende?
No es posible tener una adicción tan solo escuchando un sonido. Me parece que es posible llevar una vida sana, feliz, sin adicciones inhibitorias. Eso es parte de la inspiración detrás de nuestros productos. Le ofrecemos la manera más segura y homeopática de lograr un ambiente simulado mediante la modificación del audio y la meditación.

A través de Shock.com.co

4 comments: