90% recordamos nuestro primer beso


El 90% de las personas son capaces de recordar los detalles de su primer beso.

Las personas somos más capaces de recordar el primer beso que la primera relación sexual. Que del primero recordamos hasta un 90% de elementos relacionados con ese momento, como el momento del día, la temperatura de los labios, el sabor, etc.

Al parecer, existen varias teorías de porqué esto puede ser así. Una de ellas, freudiana, dice que besar nos recuerda el estado de protección de la madre bajo el que estamos cuando somos niños, durante el periodo de mama. Otras teorías más cercanas a propuestas evolutivas, dicen que el beso es un mecanismo que ha llegado a desarrollarse como herramienta para la facilitación de la búsqueda de la pareja más adecuada y el fortalecimiento de los lazos de apego.

Todo eso está muy bien, pero no se explica por qué se recuerda mejor una cosa que otra. A mí, así amanguersaken, se me ocurre que puede ser porque el primer beso es más temprano. Es, realmente, el primer acto de interacción sexual con otra persona, lo que lo convierte en un momento sumamente intenso y relevante. Pudo ser mejor o peor, pero todos lo recordamos; para bien o para mal. La primera relación sexual, en cambio, sucede como una continuación natural del primer beso. Es como si fuera algo más esperable. Quiero decir que quizá, lo que ocurre es que una vez se da el paso del primer beso, lo tienes ya rodado, como quién dice. Es como quien quiere correr la maratón; puede tardar más o menos en correrla, pero desde luego tiene que haber un primer día en el que se comienza a correr. Si se sigue entrenando a partir de ese día, más tarde o más temprano, se corre la maratón.

Quizá el símil no es espectacular, pero creo que se entiende lo que quiero decir.


5 comments: