Algunas personas imaginan tan claramente la sensación de las cosquillas, que empiezan a reír incluso antes de ser tocados.


Algunas personas imaginan tan claramente la sensación de las cosquillas, que empiezan a reír incluso antes de ser tocados.

Tan curioso como que sin importar si eres zurdo, las cosquillas se sienten más en el pie derecho que en el izquierdo. Acá te traemos algunas cosas interesantes:


1. Las cosquillas nos ayudan a acercarnos

No sólo sirven para causar risa, también nos ayuda a construir relaciones. Darwin Charles Vecchio escribió que las cosquillas son un mecanismo de cohesión social. Es una de las primeras formas de comunicación entre la madre y el niño. También ayuda a establecer vínculos entre los amigos y es la quinta parte de la psicóloga, el grado más alto de los juegos sociales, la proximidad y la interacción cognitiva.

2. No puedes hacerte cosquillas a ti mismo (para leer más acerca de esto clickea el link)
Si toca a otra persona puedes hacerle cosquillas, pero ¿por qué no nos podemos hacer cosquillas? Los científicos sugieren que el cerebelo actúa diferente de nuestro contacto esperado que a las sensaciones inesperadas, y que por esto inhibe la reacción de cosquilleo. Cuando tratas de hacerte cosquillas, el cerebro se anticipa y se prepara para ello. Tal vez las diferentes reacciones esperadas o inesperadas están en los seres humanos con el fin de protegernos mejor de los enemigos.

3. Las áreas más sensibles – los lugares más vulnerables para un ataque de cosquillas
Las plantas de los pies y las axilas son considerados dos de los lugares más delicadas de nuestro cuerpo. Además, la mayoría de los lugares que son sensibles a las cosquillas, como el cuello, el pecho y el área genital son también los más vulnerables al momento de un combate.

En la axila se encuentra la arteria axilar, que proporciona una vía de fácil acceso al corazón, y que además no está protegida por la caja torácica. El cuello también contiene dos arterias importantes en el cuerpo humano, que suministran sangre al cerebro. La tráquea, que lleva el aire a los pulmones, también se encuentra en el cuello.

4. Las cosquillas son un sistema de alerta en nuestro cuerpo
Así como la picazón, el cosquilleo puede protegernos, dirigiendo nuestra atención a los estímulos externos, como los depredadores o parásitos. Este tipo de cosquillas, llamado knimesis – cosquilleo luz, raramente causa risas en personas y animales.


Los científicos han encontrado que los sentimientos que experimentamos cuando tenemos cosquillas, nos dan pánico, y son un mecanismo de defensa natural para reptiles e insectos como arañas y escarabajos.

5. Las cosquillas pueden convertirse en tortura
En la historia ha habido casos en los que se utilizó las cosquillas como un castigo corporal. Hay pruebas de que los nazis usaron las cosquillas como tortura, los antiguos romanos utilizaron también este tipo especial de tortura. Amarraban a los delincuentes, sumergían sus pies en agua salada, y luego ponían algunas cabras a lamer los pies. Con el tiempo se convertía en un cosquilleo muy doloroso.


En cuanto a la muerte por cosquilleo, hay pruebas de que las personas pueden morir de la risa, por lo que es teóricamente posible, que una perdona muera al hacerle cosquillas si se hacen en gran medida.  (para leer más acerca de esto clickea el link)

6. Los mayores son menos sensibles a las cosquillas
¿Las cosquillas son solo un juego de niños? Algo de verdad hay en ello, porque las personas menores de 40 años son 10 veces más sensibles a las cosquillas que los mayores de 40 años. Y no es porque a los adultos no les gusten las cosquillas, sólo que con la edad se produce una disminución gradual de la sensibilidad táctil.

7. Las cosquillas se pueden detener
¿Cómo hacerlo? Pon tu mano sobre la persona que te hace cosquillas. Este truco a menudo es usado por médicos. Cuando un médico quiere examinar el abdomen de un paciente, puede pedirle que coloque su mano sobre la suya. Esto hace que tu mano haga las mismas acciones que el médico hace y el cerebro puede pensar que no te hacen cosquillas. El problema es sólo como agarrar las manos del otro cuando te hacen cosquillas.

8. Las cosquillas ayudan a perder peso
Si te hacen cosquillas y produces una risa fuerte, entonces esto hace que quemes calorías. Los científicos han descubierto que de 10 a 15 minutos de risa puede quemar de 10 a 40 calorías adicionales por día, lo que podría significar la pérdida de unas cuantas libras de peso en un año. Por supuesto que no es lo mismo que ir al gimnasio, pero si decides bajar de peso, todos los pequeños detalles son buenos.

9. Cosquillas para obtener placer sexual
Para algunas personas, el cosquilleo en prácticamente cualquier parte del cuerpo les da placer, y hay quienes se entusiasman al ver las cosquillas de otro. En un sentido amplio, las cosquillas pueden servir como una forma de juegos previos. Sin embargo, en exceso las cosquillas pueden convertirse en una forma de fetichismo sexual.

10. ¿Por qué nos reímos cuando nos hacen cosquillas?
Esta es una pregunta importante sin resolver acerca de las cosquillas. La risa se asocia generalmente con humor y entusiasmo. Pero incluso se producen cosquillas sin control, al no estar conectadas con una broma o una historia divertida. A veces, incluso el proceso de las cosquillas puede ser desagradable y doloroso. Entonces, ¿por qué nos reímos?

1 comments: