Snark, signo de puntuación de sarcasmo e ironía

Existe un signo de puntuación propuesto en los 1580s para denotar sarcasmo o ironía.

La puntuación y la ortografía siempre serán temas que muevan fuertes pasiones. Bueno, hablo por mí y por lo que considero el cada vez más reducido gremio de los vigilantes de la correcta sintaxis. Nada me enoja más que encontrar faltas de ortografía o errores de puntuación en letreros, anuncios o documentos oficiales. Sé que no estoy solo (o quiero creerlo), pero también sé que cada vez somos menos y que esta guerra es una guerra perdida. ¿Cómo luchar contra esto cuando las principales formas de comunicación hoy en día propician la escritura apresurada e incorrecta? A lo mejor es eso, pero también se lo debemos al declive de la lectura. Es un hecho: quien no lee con asiduidad no va a escribir correctamente. Pero, ¿por qué defender una causa perdida? No me voy a engañar, la razón es sencilla: me hace sentir superior; alimenta mi ego.

No quiero hablar sobre esta guerra (si se le puede llamar así) o sobre mi aparente complejo de inferioridad compensado con mi manía por corregir faltas. Quiero hablar sobre una nueva gama (o familia) de signos de puntuación que acabo de descubrir y que me parece de lo más útil. Por supuesto, esto interesará a aún menos gente; habrán quienes defiendan la ortografía y la correcta puntuación y que, sin embargo, no se interesen por esto o lo consideren una exageración. De nuevo, recordemos que hay un complejo de inferioridad subyacente y, por tanto, cualquier cosa que me haga sentir único o especial me sirve.

Al grano: lo que he descubierto es algo que se ha venido a llamar "snark" o, en su original francés,"point d'ironie". Se trata de un signo de puntuación inventado en 1580 por el impresor inglés Henry Denham, como un mecanismo para aclarar que una pregunta es retórica (es decir, que no necesita respuesta). No es de extrañarse que este signo haya surgido cuando la imprenta nacía y no más tarde; los signos de puntuación en general datan de esa época, pues, aunque no lo crean, antes de la invensión de la imprenta la puntuación no existía. Los primeros manuscritos no llevaban comas, puntos, punto y coma, signos de interrogación o admiración ni nada. Todo se escribía de corrido. El asunto es que en los siglos XV y XVI, en un intento por aclarar el sentido de muchos textos, los impresores fueron los primeros en sugerir los signos de puntuación como hoy los conocemos.

Bueno, no exactamente. La cantidad de signos de puntuación que aparecieron entonces era abrumadora. Los habían para cada aspecto o matiz de la comunicación. Y por supuesto, un aspecto infaltable es la ironía y el sarcasmo. Entonces surgió el snark. Dado que en su concepción original servía para indicar que una pregunta es retórica, su representación gráfica vino a ser un signo de interrogación invertido; no puesto de cabeza, sino como reflejado en un espejo. Hablo de concepción original porque este peculiar signo no duró demasiado tiempo. Al igual que muchos otros surgidos en su tiempo, cayó en desuso, quizás porque su uso era demasiado específico. Pero en 1899, el poeta francés Alcanter de Brahm (alias Marcel Bernhardt) lo revivió, esta vez dándole el uso más restringido de indicador de ironía; indicador de que determinada frase debía ser entendida en otro nivel, en otro sentido.

No sé si es solo mi opinión, pero un signo de puntuación que ayude a denotar sarcasmo es una de las cosas más útiles en la comunicación escrita hoy en día. Es obvio: en el lenguaje escrito no hay tono, ni gestos, ni miradas; el sarcasmo es a veces indetectable. Y es a su vez, como ya dije antes, un aspecto esencial de la comunicación. Lo es para mí. ¿Qué sería del mundo sin sarcasmo? El sarcasmo es la esencia de una conversación estimulante. El sarcasmo es… Se podrían escribir odas al sarcasmo. Claro, también es un refugio para la gente con complejos de inferioridad disfrazados de complejos de superioridad. Me declaro culpable.

Actualmente, en lenguaje de Internet, la forma popular de representar sarcasmo o ironía es colocar un "/s" al final de la frase. En Twitter va ganando aceptación el hashtag #sarcasm. Pero, ¿se puede usar el snark propiamente dicho? Bueno, en Windows el caracter puede ser representado usando el código Alt 1567. Es útil; por mi parte voy a empezar a usarlo con frecuencia y ver qué resultados da. Ahora me voy a tomar un buen café instantáneo y descafeinado, lo mejor que hay ⸮.


12 comments: