Pelirrojos en tiempos medievales


En tiempos medievales, el pelo rojo iba asociado con la degradación moral y un intenso deseo sexual. Los pelirojos eran considerados vampiros, hombres lobo y brujas. La Inquisición española persiguió a los pelirrojos, creyendo que su pelo era una señal de que habían robado el fuego del infierno.

Rutilismo o eritrismo es como se denomina formalmente a las personas de cabellos rojos. Uno de cada 100 habitantes del planeta nacen pelirrojos. El color se debe a la abundancia de un pigmento llamado feomelanina, que produce una tonalidad que puede ir del rosa al rojo. Existe un tipo de pelirrojo con eritrismo parcial de Delpech, que tiene el cabello de otro color (rubio, moreno..) pero el vello del cuerpo rojizo.

Según estudios relativamente recientes, son varios los genes que intervienen para la determinación de un color de piel, ojos y cabello en un individuo. Entre ellos el gen MC1R. La participación de varios genes explica la gran gama de tonos de piel y cabello que hay en la especie humana. Una investigación de la Universidad de Oxford afirma que el rotulismo proviene de los Neandertales, ya que han encontrado el gen MC1R en varios fósiles. Sin embargo la mutación encontrada en esos fósiles, no se ha localizado en ningún ser viviente. La hipótesis más seguida en este momento es que el cabello pelirrojo y la piel clara pueden ser beneficiosas para los habitantes de Europa. Los neandertales eran pelirrojos y de piel clara, como algunos humanos modernos que hoy habitan el hemisferio norte del planeta, según una investigación.

Este es el primer rasgo físico que se conoce de estos humanos, desaparecidos hace unos 25.000 años, que no se puede adivinar por los fósiles de sus huesos. Y se debe a una mutación genética en el gen MC1R, descubierta por el investigador español Carles Lalueza-Fox, de la Universidad de Barcelona.

Si tu bebé tiene el pelo de ese color, no pasará inadvertido. Los pelirrojos siempre han llamado la atención en todas las culturas, en unos casos para bien, se les consideraba personas que atraían la fortuna y en otras para mal, en las que se llegaba a pensar que tenían vínculos con el demonio. Por suerte ha nacido en esta época en que se sabe que es una simple cuestión de genética.

Menos que un 4 por ciento de la populación mundial es pelirrojo, pero en Escocia hay la tasa más alta, con uno 10 por ciento. La gran mayoría de pelirrojos tienen ojos marrones. Por tanto el ser pelirrojo y tener ojos azules son características controladas por los genes recesivas, encontrar las dos cosas en combinación es tan común como encontrar un trébol de cuatro hojas. Sólo el uno por ciento del mundo es pelirrojo de ojos azules.


2 comments: