¡10 grandes curiosidades del clítoris!


El clítoris y su capacidad nunca envejece. A los 95 años de edad una mujer puede disfrutar igual que si tuviera 25.

El cuerpo de la mujer es algo fascinante –si no es así, que me lo digan los hombres–: es capaz de albergar vida dentro suyo, y su sexualidad es tan complicada como interesante, por lo que vale la pena descubrirla. El gran olvidado en estos asuntos suele ser el clítoris, un órgano pequeño y capaz de generar un inmenso placer sexual a las féminas. ¿Quieres conocer algunas curiosidades acerca del clítoris? 


10. Es el mejor para el orgasmo

Si bien los orgasmos vaginales existen, solo un 30% consiguen tener un orgasmo únicamente con penetración. El resto requieren algún tipo de estimulación directa del clítoris para conseguir el orgasmo.


9. El clítoris es más grande de lo que parece

Marie Bonaparte había movido su clítoris mediante una cirugía, para que estuviera más cerca de la vagina, y por ende, pudiera llegar más fácil al orgasmo mediante la penetración –está comprobado que esto es así–. Sin embargo, su idea no funcionó, por lo que ella no sabía es que solo un cuarto del clítoris es visible, mientras que el resto está dentro del cuerpo: está hecho de varias partes, donde la cabeza y el capuchón están por fuera del cuerpo, y el tejido eréctil, glándulas, bulbos vestibulares y pilares están dentro.

8. Es muy parecido a un pene

Aunque hoy en día eso no te lo puedas imaginar, hasta las doce semanas de embarazo, tu cuerpo tenía los mismos genitales que los del sexo contrario. Por esta razón, el clítoris y el pene están hechos de lo mismo pero de forma ligeramente diferente. Incluso, se comporta igual: se erecta cuando se excita, aunque por suerte, al no ser visible, permite a las mujeres no tener que medírselo y compararlo con el de sus amigas.


7. Solo sirve para el sexo

Como bien lees, el clítoris no tiene otra función más que dar placer sexual a la mujer –gracias a Dios–. Si bien las mujeres tienen varios puntos de placer, muchos de ellos tienen otras funciones, mientras que el clítoris no.


6. Todos son diferentes

Como en todo en la naturaleza, hay variedad. Hay clítoris pequeños, grandes, más escondidos o menos. Algunos aumentan su tamaño cuando una mujer está excitada, uno son muy sensibles y necesitan mucha presión. Por eso, es importante que las mujeres conozcan su propio cuerpo para conocer la mejor forma de recibir placer.

5. Una sola palabra

La palabra clítoris viene del griego kleitoris, y significa “llave”. Y el punto curioso es que, te encuentres donde te encuentres, la palabra clítoris es algo prácticamente universal, conocido en todos los países. Eso nos da algunas ventajas si nos vamos de viaje, ¿no?


4. No envejece

Ya sabemos que las mujeres son multiorgásmicas. Y también sabemos que el clítoris es el principal punto de placer del cuerpo femenino. Sin embargo, como lo dice nuestra curiosidad, no envejece: una vez que la mujer alcanza la madurez en su desarrollo, el clítoris mantiene su sensibilidad por el resto de la vida, por lo que tendrá la misma capacidad de llegar a un orgasmo a los 30 y a los 95.

3. El cerebro estimula al clítoris

El orgasmo de una mujer se producen gracias a nervios de seis tejidos diferentes. Cuando los impulsos nerviosos del clítoris llegan al cerebro se produce un orgasmo, pero estas vías son diferentes en cada mujer y cambian según las etapas –embarazo, lactancia, menopausia–. Mientras que la corteza cerebral –nuestra parte pensante– dificulta el orgasmo, pero a medida que nos acercamos al clímax el clítoris recoge información sensorial, de la corteza cerebral, el hipotálamo y el sistema nervioso periférico.


2. La mutilación del clítoris es común en ciertas culturas

La ablación o mutilación del clítoris es una práctica lamentablemente aún común en algunos países del mundo. En algunos casos, también se cose y cierra la vulva, dejando un único agujero para que salga la orina y menstruación. No se suele hacer por médicos, en condiciones insalubres y suelen conllevar lesiones e infecciones, y, en algunos casos, también la muerte. Esto se hace para eliminar la posibilidad de que las mujeres sientan placer, ya que se cree que son impuros.

1. El clítoris se ejercita

Camina todos los días veinte minutos y mejorarás tu capacidad de llegar al orgasmo mediante la estimulación del clítoris, además de ponerte en forma. Caminar aumenta la congestión genital de una mujer en un 168% y el efecto persiste por horas.


0 comments: